Ljubljana (Liubliana) (I). Una pequeña ciudad de contrastes que deja huella

Qué bonito es enamorarse de un lugar. La sensación que sientes cuando sabes que ese sitio te ha tocado dentro, en el fondo, y sabes que ya no vas a volver a ser la misma persona. Y qué dolor cuando también sabes que puede que no vuelvas a él… pero te consuelas pensando en los recuerdos, en lo que has aprendido y vivido, y te dices que no volver a allí será darle una oportunidad a otros pueblos, montañas, calles, rincones… aún por descubrir.

Hay sitios que se te tatuan en el alma, y eso es lo que me pasó a mí con Ljubljana.

A Ljubljana, pronunciada Liubliana, la vi por primera vez hace algunos años por la tele, en un programa de estos de viajeros. Me pareció preciosa. La apodaban “la Venecia” de Eslovenia, al igual que Brujas “la Venecia” de  Bélgica, pero nada tienen que ver, en ningún de los dos casos.

Decidimos ir por casualidad, casi al descuido, porque pillaba de paso, y me alegro de que “pillara” de paso.

Como os introduje en la entrada acerca del Marta Studio, es la ciudad con más contrastes que he vistado en mi vida.

Es un sitio en el que en una misma calle se pueden reunir casas barrocas, bloques de pisos “setenteros”, y edificios modernos. Construcciones con pintura descacarillada pero con tejados nuevos. Muchos parques, en uno de los cuales puedes encontrar un viejo vagón de tren haciendo las veces de bar. Gente muy amable, con una sonrisa pintada en la cara y un inglés perfecto y entendible. Y ambiente, mucho ambiente, sobretodo por la noche, a las orillas del río Ljubljanica. Es una ciudad con mucho… mmm, “rollo”.

Realmente me encantó. Aquí os dejo algunas fotos. En las primeras veréis cómo la tarde va dando paso a la noche…

Ljubljana Ljubljana Ljubljana Ljubljana Río Ljubljanica

Triple Puente:

Triple puente

Plaza Mestni y el Ayuntamiento:

Plaza Mestni y el Ayuntamiento de Ljubljana

Plaza Preseren al fondo:

Plaza Preseren de Ljubljana

Por la mañana desayunamos en este sitio tan chulo, cerca del Marta Studio, en la zona de las facultades universitarias.

Cafetería en LjubljanaCafetería en LjubljanaCafetería en Ljubljana

Y tras cargarnos de energía… ¡hacia el castillo! Pero primero pasamos otra vez por el puente triple, la plaza Mestni, la del Ayuntamiento, así como por la Catedral de San Nicolás.

Triple puente de LjubljanaPlaza Mestni y el Ayuntamiento de LjubljanaPlaza Mestni y el Ayuntamiento de LjubljanaEdificio en Ljubljana Calle de Ljubljana Perros jugando en Ljubljana Catedral de San Nicolás en LjubljanaCatedral de San Nicolás en LjbuljanaPuerta de Catedral de San Nicolás en Ljubljana

Como era lunes todos los museos estaban cerrados y no nos compensaba comprar la Ljubljana Card que costaba 20,70 €. De todas formas, os dejo un enlace a la página con toda la información acerca de la misma, aquí. Así, pues compramos una entrada que incluía la visita con audio guía a la fortaleza y la subida en funicular que nos costó 10 € cada uno.

* Nota: al castillo también se puede subir andando.

Funicular del Castillo de LjubljanaFunicular del Castillo de LjubljanaFunicular del Castillo de LjubljanaCastillo de LjubljanaCastillo de LjubljanaCastillo de LjubljanaCastillo de LjubljanaVistas desde el Castillo de Ljubjana Vistas desde el Castillo de Ljubjana Vistas desde el castillo de Ljubjana 3

La visita a la bonita ciudad de Ljubljana aún dicho mucho más de sí, pero eso os lo contaré en la segunda parte de esta entrada 😉

* Un dulce besito *

la violeta firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s