La boda de Inma y Andy

Tengo el placer de presentaros la boda de Inma y Andy. Nuevamente una novia me ha vuelto a emocionar. Cada vez me gusta más esta sección. Gracias de corazón por compartir ese día tan especial con los lectores, conmigo. Y más si es una boda tan intensa como la que hoy os muestro: llena de detalles cuidados (desde la decoración hasta la selección de espacios, pasando por los recordatorios para los invitados), sin olvidar el espectacular pasillo de espadas alzadas y los increíbles zapatos rojos de Inma que me han quitado el sentido y hasta el aliento.

La boda de Inma y Andy. Espadas bien altas y zapatos bien rojos

¿Cómo os llamáis?

Inma y Andy.

¿Dónde y cómo fue la pedida?

Bueno, la pedida fue un poco “caótica”, por decirlo de alguna manera… jaja! Mi chico me dijo “venga, nos casamos”; y mi respuesta fue: “Y ya? Yo quiero anillo!” Así que en parte le obligué a llevarme a cenar y a darme un anillo y pedirme como Dios manda que nos casáramos. Pero debo admitir que al final lo hizo muy muy bien, y nos reímos muchísimo, jiji!!

¿Hicisteis preboda?

Sí. Hicimos el preboda primero en el casco antiguo de Valencia (la ciudad donde vivimos), y de allí nos fuimos al Saler, un sitio precioso donde salieron unas fotos muy románticas y muy bonitas. Así tuvimos la parte “desenfadada” y la parte más romanticona.

¿Quién te hizo el vestido o dónde lo compraste? ¿Y los zapatos?

El vestido lo compré en Sedka Novias (Petrer, Alicante). Era el modelo Nobel, de Aire Barcelona. Tenía una espalda preciosa de encaje, y una cola enorme. Me costó mucho encontrarlo, porque en principio quería un estilo princesa, pensando que el sirena me iba a quedar fatal. Pero me probé un par de sirena y me vi muy bien. Así que no quería renunciar a mi lado sexy, pero tampoco a mi ilusión desde niña. Así que cuando encontré este vestido, decidí que era el mio: combinaba una cola de princesa con un corte ceñido y una espalda sexy. Así que se vino conmigo!

Los zapatos me los regalaron mis amigos, y tenían que ser rojos. Fue la única premisa que me pidió mi ahora marido, Andy. Me dijo que le daba igual el vestido, me iba a ver guapísima de todas las maneras. Pero que los zapatos le hacía muchísima ilusión que fueran rojos. Así que decidí ambientar la boda en blanco y rojo, y llevar los zapatos y los labios rojos.

¿Qué complementos llevaste?

Llevé una peina preciosa, regalada también por mis amigos. En mi ramo de novia llevaba un camafeo con la foto de mi madre, que murió hace casi 7 años y ella soñaba casi tanto como yo con el día de mi boda, así que no podía faltar ese día de alguna manera.

También llevé el velo prestado por mi amiga Laura, y la liga que me regaló mi amiga Rosa.

188.jpg¿Quién te hizo el ramo? ¿Sabes qué flores tenía? ¿A quién se lo regalaste?

El ramo me lo hizo Concha Alós, una floristería de toda la vida del pueblo donde viví de pequeña (Moncada, Valencia). Llevaba rosas blancas y astromelias rojas. Yo quería el ramo en blanco y rojo, pero no me gustaban las rosas rojas para la ocasión, me parecían más finas las rosas en blanco y otra flor roja. Nos volvíamos locas buscando flores rojas de esta temporada, pero al final la florista lo hizo súper bien y quedó un ramo precioso y muy fino. El ramo no lo regalé a nadie, ya que llevaba el camafeo de mi madre y era para ella, para llevarlo al cementerio. Se lo merecía.

¿Dónde te arreglaste? ¿Quién te ayudó? ¿Estabas nerviosa?

Me arreglé en casa de mi padre, en Moncada. Desde bien pronto de la mañana empezamos con los preparativos.

Los encargados de ayudarme fueron Fina (la pareja de mi padre), mi amiga Mónica, una de mis damas de honor, que llegó desde las 11 de la mañana para peinarse y maquillarse conmigo, mi padre y mi hermano, y finalmente llegaron mis otras tres damas: Laura, Silvia y Lidia. Ellas me vistieron y estuvieron conmigo templando los nervios. Aunque debo admitir que estaban todos más nerviosos que yo!

Estuve muy muy tranquila todo el día. Mi chico estaba atacado; me llamaba por teléfono preguntándome dónde estaba una cosa, dónde estaba otra (él se vistió en la que es nuestra casa ahora), y yo me reía un montón porque por watsapp mis amigos me escribían: “Andy está atacado, jaja!”. Me hizo mucha gracia porque normalmente nosotras solemos estar más nerviosas, más alteradas. Pero en mi caso estuve muy tranquila y muy bien. ¡Hasta tuve hambre de camino a la iglesia!

¿Dónde fue la boda? ¿Cómo fuiste hasta allí?

La boda fue religiosa, en San Juan del Hospital, en Valencia. Una iglesia preciosa, con un pasillo muy largo y dos patios exteriores ideales: el de entrada era un patio blanco con flores grandes verdes, y el de salida era un patio eclesiástico recién restaurado.

Todo el mundo flipó con la iglesia. Además mi chico es policía nacional, por lo que él se casó vestido de uniforme de gran gala, y sus compañer@s también vestidos de uniforme de gala, nos hicieron el paseíllo con las espadas. Quedó genial. Algo diferente. Me emocionó muchísimo ese momento.

¿Dónde lo celebrasteis?

El banquete se celebró en los Jardines de la Hacienda, en el Puig (Valencia). El salón era el Tropical. Un salón redondo precioso, con la parte exterior muy estilo caribeño, con cabañitas de paja y tal. La atención fue genial. La gente comió y bebió muy bien, y lo pasamos estupendamente.

¿Implementasteis el handmade (hecho a mano) en la boda? (en la decoración, invitaciones, detalles para los invitados…)

Pues sí. Los detalles para las mujeres eran un bálsamo labial hecho por mí, y un espejito con frases estilo “Mr. Wonderful” que también diseñé yo. Mi chico se encargó de hacer él solito las iniciales gigantes, que al pobre le costó un montón de tiempo. Mi suegra me hizo unas cajas decoradas para poner los conos con arroz y confeti rojo preciosas. A mi padre le regalé unos gemelos personalizados que ponía “Sólo de tu mano haré este camino”.

Pusimos también lágrimas de felicidad diseñadas por nosotros, pai pais rojos y blancos, chapas con frases divertidas, un photocall personalizado, que me diseñó un amigo y vecino (gracias Luis!), kits en los baños que nosotros compramos, etc.

Tuvimos una wedding planner que se encargó de montar todos los detalles, que no fueron pocos, en el salón (muchas gracias Aroa. Lo hiciste genial!). La verdad que los invitados disfrutaron muchísimo y les gustó mucho el hecho de que cada detalle estuviera cuidado al máximo, y que hubiéramos pensado en tantas cosas. Todo el esfuerzo valió la pena al recibir tantas felicitaciones.

¿Cuáles fueron los momentos más emotivos y/o divertidos del día?

Pues todo el día estuvo lleno de emociones. Un momento que me marcó mucho, aunque me puse a llorar desconsoladamente, fue cuando me trajeron el ramo con el camafeo de mi madre.

Otro grandísimo momento de la noche fue cuando mi chico me preparó en plan sorpresa un discurso precioso en la iglesia, y lo leyó delante de todos los invitados. También el discurso de mi mejor amiga Silvia, me emocionó y me hizo llorar de alegría.

Otro momentazo fue cuando mi grupo de amigos nos preparó un audio con una voz en off, contándonos un poco la trayectoria de nuestra relación, intercalando canciones que hablaban sobre lo que ellos decían, y levantándose todos a bailar en ese momento.

Finalmente cada uno llevaba un corazón rojo de cartulina con una frase que iba tomando sentido a medida que se iban levantando y mostrándolo. No pude reírme y llorar más en ese momento. Son geniales, y quiero que todo el mundo lo sepa. ¡¡Os quiero muchísimo a tod@s!! (Rosa, Juanlu, Manu, Pablo, Emilio, Elena, Fer, Mónica, Sergio, Rosi y María).

Y el momentazo de la noche, el más divertido sin duda, fue el baile nupcial. Empezamos mi chico y yo con la canción “Unchained melody” (BSO de “Ghost”), y de repente la música cambió, nuestros amigos nos “raptaron” a cada uno, y empezó a sonar un mix de “Grease”. Nos pusimos chupas de cuero y todo! Lo pasamos de miedo.

¿Vais a hacer posboda?

Pues de hecho ya lo hemos hecho! Fuimos a Altea, un pueblecito de playa al sur de la provincia de valencia, y nos hicimos el postboda a los 15 días de la boda. Salió un dia bastante malo, lloviendo. Pero intentamos capearlo como pudimos y al final salieron fotos muy muy chulas!

postboda-inma-andy¿Quién os hizo el/los reportajes fotográficos?

Nuestro fotógrafo fue Iván Casany. Un fotógrafo de 10. Hace unas fotos maravillosas, unos juegos de luz increíbles. Estamos encantados. Nuestros videografos fueron unos chicos del equipo de Pepe Marín. Todavía no tenemos el vídeo, pero estamos seguros de que va a ser genial, porque hemos visto muchos trabajos de Pepe y son todos espectaculares.

¿Alguna recomendación para las futuras novias?

Que disfruten desde el minuto 0, cuando la pedida de mano. Que discutan lo mínimo con su pareja por el “lo hago yo todo y tu no haces nada” (jajaja!). Que no se agobien, que mimen cada detalle porque todo tiene su recompensa. Que templen bien los nervios ese día y se dejen llevar, porque al final todo va a salir bien. Van a estar preciosas, la gente va a estar muy receptiva y va a colaborar en todo, y va a ser un día mágico.

También recomendaría un buen reportaje fotográfico, y sobre todo vídeo. Nosotros estuvimos a punto de no contratar vídeo por tema económico, y ahora estoy deseando tener el reportaje porque tengo lagunas mentales! Y eso que no estaba nerviosa. Pero todo pasa tan deprisa, que hay detalles, cosas, que olvidas. Que no te das cuenta. Y después un buen reportaje te va a ayudar a revivir el momento casi como si sucediera otra vez.

¿Os gustaría añadir alguna cosa más?

Que me casaría una y mil veces más, pero sobre todo con el amor de mi vida, Andy. El destino quería que estuviéramos juntos pese a muchas adversidades, y así ha sido. Lo quiero con toda mi alma, y sé que vamos a ser muy felices, porque nos queremos por encima de todo, y eso es lo más importante.

Y a mi familia y amig@s, GRACIAS. Gracias por toda la ilusión mostrada desde el principio. Gracias por  todos los regalos, por todos los detalles, por toda esa paciencia que tuvieron, sobre todo conmigo, en todas mis indecisiones.

A mis damas de honor, decirles que las quiero. Que no pude tener unas mejores damas, y que siempre estaremos unidas, pase lo que pase.

Fue un día maravilloso, y pese a que faltó una de las figuras más importantes para una novia, mi madre, los asistentes me hicieron sentir todo su cariño, y el día fue precioso igualmente. Sé que allá donde esté, siempre está conmigo. Y sé que ese día estuvo con todos nosotros, feliz de verme radiante. Allá donde estés, te quiero mamá.

***

Gracias Inma por participar en la sección 🙂

***

* Nota: si te has casado hace poco o si tienes una hermana, prima, amiga que lo haya hecho y que quiera contar su experiencia, os invito a que me enviéis un correo a lavioletadulceybonita@gmail.com

* Un dulce besito *

la violeta firma

Anuncios

2 thoughts on “La boda de Inma y Andy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s