Mi verano Violeta

Bueno, bueno, bueno, por fin el verano ha tocado a su fin. Y digo “por fin” porque ya sabéis que me gusta más bien poco. El calor y la playa no son lo mío. Soy más de sofá, manta y un té / chocolate calentito entre las manos.

Como ya os he comentado en entradas anteriores, dada nuestra economía familiar actual,  o la falta de ésta, tomamos la decisión de que lo que íbamos a gastar en las modestas vacaciones de este año, lo íbamos a emplear en adecentar el porche y la terraza.

Así que a excepción de un fin de semana que pasamos en La Alpujarra granadina, del cual ya os hablaré, mi verano no ha estado lleno de grandes emociones, pero sí de algunos detalles curiosos que me animo a compartir con vosotros  😉

Mi verano Violeta

Mi verano ha estado marcado por una serie de cuestiones muy pero que muy dispares, y si no mirad, mirad.

Ver entera la serie Juego de Tronos

Yo que he renegado muchas veces de engancharme a ninguna serie, prácticamente no veo la tele, prefiero leer, al final, por recomendación general de varios amigos, caí y me puse a ver Juego de Tronos.

Pufff, qué decir al respecto… que ha cambiado mi vida, jeje. El Señor Esquiador y yo nos “picamos” muchísimo. Todos los días, desde finales de junio, hemos visto un capítulo y , cuando no podíamos hacerlo, nos sentíamos fatal.

Es, sin dudar, la mejor serie de todos los tiempos en cuanto a argumentación, lugares de rodaje, vestuario… todo. Aunque un poco “cruda” en lo referente a la violencia y al sexo, eso sí.

Como ya hemos consumido las seis temporadas y tenemos que esperar hasta el año que viene para ver la siguiente… con la excusa de que en la primera no entendimos ciertas cuestiones… hemos empezado a verla otra vez desde el principio, jeje.

Jugar al Heroes of Might and Magic 2

El Señor Esquiador tuvo las vacaciones en julio y como yo estaba trabajando sólo por las mañanas, por las tardes coincidíamos.

Algunos días, antes de ponerse a hacer ejercicio se echaba una partida a un videojuego al que solía jugar con sus amigos en la adolescencia, allá por los ´90: Heroes of Might and Magic 2 (ya os podéis imaginar cómo son los gráficos del mismo).

La cuestión es que un día me propuso jugar con él y me negué en rotundo: vaya un rollo, pensé. Pero tras utilizar todas sus técnicas de persuasión me senté junto a él frente al ordenador. Comentar que es un juego de estrategia en el que los personajes son seres fantásticos tipo El Señor de los Anillos.

Yo, con mi mente bastante lineal, no entendía na-da, y claro, me cabreaba, pero como también soy bastante competitiva, seguí y seguí.

La cuestión es que desde entonces jugamos casi todos los días un rato. No os podéis imaginar lo que este juego de estrategia me está enseñando en cuanto a ser menos impulsiva en mi día a día, a pensar en todas las opciones antes de actuar, antes de tomar una decisión.

Pintar la buhardilla

En la actualidad tenemos una una buhardilla que está en bruto, con los ladrillos y vigas a la vista y, de momento, va a seguir así hasta que podamos permitirnos enlucirla y vestirla.

Pero para que no se viera tan “desangelada”, en agosto decidí pintarla de blanco. Como en Murcia hace tanto calor, todos los días me levantaba a las 7:00, desayunaba y me subía a pintar hasta las 8:30 – 9:00.

Aunque al fin y al cabo sólo son ladrillos pintados de blanco… me gusta el resultado: la estancia parece más amplia y luminosa  😉

Efectuar cambios profundos en el blog

Esto sí que se ha “comido” todo mi agosto… Pintaba de buena mañana, hacía las tareas del hogar y el resto del día… blog, blog y más blog. Todas esas tareas súper importantes que no se ven pero que ayudan a que un proyecto como esta bitácora llegue más y mejor a más lectores.

He leído mucho no, muchísimo y he aprendido… demasiado, tanto que a veces me he sentido desbordada y desanimada… pero el esfuerzo ha valido la pena. Veo que cada vez sois más por aquí, comentando, animándome, y eso me llena profundamente, me motiva, y hace que me den ganas de continuar y dar todo y lo mejor de mí  😀

escritorio-blog

Hacer pan casero

Bueno, creo que nunca os lo he comentado pero normalmente no como pan porque no me gusta el que venden en los supermercados (ni en muchas panaderías) que hay cerca de donde vivo.

Ese pan congelado, y horneado… con una miga llena de huecos (o aire)… que al rato ya está hecho una piedra, o un chicle, o un chicle de piedra… :s

Así que como en agosto tenía algo más de tiempo decidí hacer mi propio pan casero. Tras probar con varias recetas y obtener resultados más o menos buenos, di con un tutorial genial con el que obtenido unas hogazas exquisitas y con las que hemos tenido para comer toda la semana (sin congelar el pan).

Por si os interesa, aquí os dejo la receta.

pan-casero.jpg

Cultivar mis propios tomates

En la línea de lo anterior, y volviendo a apostar por lo hecho a mano, lo casero, lo natural… me lancé a cultivar mis propios tomates.

Yo no tengo un terreno en el que plantarlos, así que busqué tutoriales acerca de cómo hacerlo, desde cero (partiendo de un tomate que tenía en casa), en una maceta.

Aquí os dejo el post que estoy siguiendo en mi proceso de cultivo.

He de comentar al respecto que nunca pensé que iban a agarrar las semillas y lo han hecho, y las plantas están muy grandes, por cierto. Pero hace poco alguien me ha dicho que se debían de haber plantado en primavera para recoger los frutos a la vuelta del verano porque después la planta se seca… Yo no tenía ni idea. De hecho pensaba que daban los tomates durante todo el año o que los daban una vez, se recogían y la mata se mantenía viva, como un árbol, hasta la siguiente cosecha.

Así que se supone que en breve mis plantitas morirán, pero también se supone que no deberían haber crecido en una época tan tardía del verano… Bueno, a ver qué pasa, ya os contaré si este año como tomates o no. En caso contrario, como el procedimiento ya me lo sé, provaré mejor suerte el año que viene por primavera  😉

Practicar deporte con el Gymvirtual

Y finalmente, contaros que también me he “movido” algo este verano. No os penséis que todo ha sido ordenador y tareas del hogar.

Teniendo en cuenta que la climatología extrema de mi ciudad no me ha dejado practicar deportes al aire libre de los que me gustan (bici, senderimo…), he optado por seguir con el Gymvirtual.

Ya os comenté que en julio estuve haciendo la tabla de principiantes y en agosto me reenganché con la “normal” mensual.

Al principio lo llevé bastante mal, la verdad. Me costaba horrores, sobre todo las sesiones de cardio intenso, pero poco a poco me voy acostumbrando.

En general puedo decir que estoy contenta: es gratis, puedo hacer el ejercicio en casa cuando mejor me conviene… pero como os podéis imaginar… hay que tener autodisciplina. Cuesta ponerse todos los días de lunes a sábado (yo siempre fallo algún día por un motivo u otro), y en determinadas rutinas cuesta mucho no tirar la toalla.

Aún así lo estoy llevando más o menos bien y creo que aunque no esté consiguiendo un cuerpo muy tonificado, al menos muevo casi todos los días un poco el corazón y me ayuda a estar ágil.

***

Y hasta aquí mi peculiar verano marcado por las actividades más dispares. Imagino que algunas no las asociábais a La Violeta “dulce” y “bonita”, jeje.

¿Y vosotros, qué ha sido lo más raro que habéis hecho este verano?, ¿habéis probado alguna vez a hacer pan casero?, ¿creéis que comeré tomates este año?

 

Anuncios

14 thoughts on “Mi verano Violeta

  1. Jejeje No sé qué responderte a lo de los tomates… ¡Has hecho un montón de cosas! La buhardilla está estupenda. Con el tema del blog, ¡qué te voy a contar! Entre mayo y junio estaba yo sumergida en un proceso que ahora llaman ‘infoxicación’, que viene a ser una intoxicación de información jejeje, todo el día leyendo sobre blogging, seo, hosting cómo hacer tal cosa guay, cómo hacer lo otro genial, que si la marca personal etc etc y veía que no avanzaba. Ya puedes estar orgullosa porque, aparte de los tomates, has ido sembrando y recogerás todo esos frutos a partir de ahora. Un beso!

    Me gusta

    1. Ay mil gracias por tus palabras sí. Yo también te deseo lo mejor para tu blog (tan bonito, tan profesional). Y mientras llegan esos éxitos disfrutaremos al máximo de nuestros proyectos 😉 Un beso guapa

      Me gusta

  2. Guauuuu!! no has parado bella 😉 Yo también tengo mi pequeño huerto urbano pero con tomates cherry que son un no parar de comer, y me encanta. También tengo romero, albahaca y esas cosas. Lo del pan… lo tengo que intentar. Y vamos, el resto ¿que puedo decir? solo te podria recomendar alguna otra serie jejejeje por si tienes mono ahora que no hay JDT 😉 Mil besos guapisima 🙂 Estamos en contacto ¡¡venga un ultimo empujoncito a lo que queda para llegar al fin de!! Muá

    Me gusta

  3. Lorena: resulta que tengo “Tres Señores Esquiadores” en casa enganchados a algo parecido: Assasin Creed’s (y no sé si lo digo bien). El verano completo, me recuerda al mío. No hemos parado. A veces también me siento desbordada y cansada, pero eso es normal.

    Mucho ánimo!

    Me gusta

  4. Pues sin moverte de casa has tenido un verano de lo màs completo.
    La buhardilla ha quedado mucho mejor,buen trabajo.
    A nosotros también nos ha dado por hacer pan casero y cultivar tomates, pepinos, pimientos y otras hortalizas.
    Un verano de lo màs interesante. Un beso, guapa.

    Me gusta

    1. Qué me dices!! Bueno así no me siento tan rara jugando a un video juego de los años `90, jeje. Bromas a parte, me alegra que compartas esa afición especial con tu pareja y también me hace feliz tenerte por aquí. Gracias por pasarte y comentar 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s