Venecia. Il Refolo, un restaurante muy romántico

Continuamos con la serie de entradas acerca de Venecia, una ciudad con sus luces y sus sombras… En la primera entrada os expliqué cómo moveros por la isla, por sus canales, y en la segunda cómo desenvolveros en la Plaza de San Marcos. En esta tercera entrega os hablo de Il Refolo, un restaurante realmente romántico, que no está muy mal de precio  😉

Il Refolo, un restaurante muy romántico

A nuestra vuelta de San Marcos pasamos por el Hotel Casa Martini, nos duchamos y nos dirigimos hacia Santa Croce.

plano barrios venecia

(Fuente)

Después de dar una vuelta por unas calles muy bonitas, estaban menos abigarradas y el sol ya estaba bajo, vimos varios restaurantes interesantes. Nos sirvió para agudizar nuestro radar de bares de “falsos italianos” y de copertos caros (íbamos mirando todas las pizarras de las puertas, jeje), de los que ya os hablé en la primera entrada.

P1000579P1000581P1000591Finalmente dimos con un sitio realmente bonito y muy muy romántico, con sus velitas en las mesas de la terraza, situado en un chaflán algo escondidillo (San Giacomo de l’Orio- Santa Croce 1459- 30125). Se llama Il Refolo y aunque un pelín más carillo que otros, no era excesivamente costoso (nosotros tenemos que mirar mucho la pela). Evidentemente nadie nos quitó el pagar casi 4 euros por un escueto vasito de cerveza que hubo que estirar para toda la cena, pero vamos que el precio medio de una birra en cualquier sitio de la ciudad es ese (3,5 – 4 euros).trayecto casa martini - il refoloMientras degustamos una pizza que estaba bastante buena, ya os contaré que la cena del día siguiente estuvo incluso mejor, tuvimos nuestro descanso del guerrero viendo pasar por el pequeño canal alguna que otra góndola con parejas de enamorados que tomaban champán.

No me quiero ni imaginar lo que costaría ese viaje teniendo en cuenta que un paseo normal en góndola, hasta las 20.00 h., cuesta 80 euros. Aunque cabe la opción de buscarse a otras cuatro personas y repartir el gasto (porque son 80 euros en total), nosotros nos abstuvimos de hacerlo.P1000587P1000588P1000589Terminada la cena volvimos al hotel disfrutando de la ciudad de noche. Realmente preciosa… Y una de las cosas que me sorprendió fue que siendo cerca de la medianoche seguía siendo un hervidero de actividad con casi todos los comercios abiertos, transeúntes comprando recuerdos en los puestos ambulantes…

Me pregunté si era una ciudad que nunca dormía…P1000590Y vosotros, ¿conocéis algún otro restaurante romántico, auténtico italiano, en Venecia que no se suba mucho de precio? Seguro que vuestros consejos serán de utilidad a los futuros viajeros 😉

* Un dulce besito *

la violeta firma

Anuncios

9 thoughts on “Venecia. Il Refolo, un restaurante muy romántico

  1. Hola, Lorena.
    Nosotros fuímos hace diez años y nos alojamos en un hotel cercano a San Marcos, realmente es una ciudad única. Tampoco nos subimos en góndola, nos limitamos a verlas que también es bonito ,la verdad. No llegamos a comer en ningún restaurante porque no nos llegaba el presupuesto, lo que hicimos fue comprar comida para consumirla en el hotel o por la calle.
    Recomiendo la visita, yo pensaba que no me iba a sorprender tanto pero realmente me fascinó.
    Un beso, bonita. Cris

    Me gusta

  2. Hola Lorena: Qué fotos tan románticas. Yo tampoco comí en un restaurante italiano ‘de verdad’. Lo que sí recuerdo es que las callecitas estrechas como la de la última foto me daban pavor por si nos atracaban a la salida y no podías dar marcha atrás. Era una sensación bastante angustiosa de noche. Por lo demás, yo creo que no hay ciudad igual que Venecia. Es distinta. Un beso!

    Me gusta

  3. Hola Lorena; es posible que Venecia nunca duerma. A Danvers le encantaba hacer fotos nocturnas de Venecia y andar por esas callecitas estrechas. Y Constance sólo quería viajar en el Vaporetto. Tuvieron (para variar) “conflicto de intereses” en Venecia. Creo que ella tuvo ganas de ahogarlo en el Gran Canal, pero además atándolo a un trozo de hormigón y todo. Ahora en serio; me alegro de que no te subieras a la góndola: particularmente, y entiendo que haga ilusión, no me gustó nada. Vas sentada como “muy bajita”, no sé si me explico, no tienes visibilidad.Del precio de la góndola es que no quiero ni comentar. En cambio, en el vaporetto vas más alta y tienes una percepción de película. Los precios en estas ciudades tan turísticas, son fuego. Por cierto ahora que mencionas eso de que Venecia nunca duerme, hace poco; una semana más o menos, los residentes de Venecia se han manifestado por el agobio que tienen con tanto turismo. Ahora bien, esta ciudad vive de esto.
    Besos.

    Me gusta

    1. Hola Laura! Yo creo que los residentes tienen que tener la sensación de que viven en un parque de atracciones, aunque como bien dices… viven de ellos. Por suerte a mí los árboles no me impidieron ver el bosque… Es un preciosidad de ciudad. Única. Gracias por tu comentario, me ha encantado 🙂 Te deseo un bonito día.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s