Yo antes (y después) de ti, de Jojo Moyes

En la entrada de hoy quiero hablaros de un par de libros que acabo de leer: “Yo antes de ti” y, la segunda parte, “Después de ti”, de Jojo Moyes. No deja de sorprenderme cómo este par de increíbles novelas han llegado a mi vida en el momento adecuado.

Reseña de “Yo antes de ti” y “Después de ti”, de Jojo Moyes

Fuente: El final de la historia.

A mí me encanta leer… todo, hasta los prospectos, salvo una excepción: las instrucciones de los aparatos electrónicos, las odio.

Me gusta la sensación que me produce un libro cuando me “engancha”. Lo sé cuando pienso: “sólo un capítulo más” (y no lo es) o cuando me siento súper bien porque voy a tener que esperar (en el dentista, antes de entrar a clase…), entonces saco mi novela y me pierdo.

Casualmente los dos últimos libros que me había leído no habían conseguido ese efecto: uno trataba sobre Auschwitz, así que ya os podéis imaginar, y el otro el tan de moda “La magia del orden”, que he dejado aparcado (quizá porque soy extremadamente ordenada y ya tenía claro el “tener conmigo sólo aquello que me aporta algo, que me hace feliz”).

La cuestión es que hace un par de semanas, haciendo la compra en el súper (sí, muy rollo inglés), en la estantería de libros vi de refilón “Yo antes de ti“. No le presté mucha atención pero me sonaba haber visto esa imagen de la chica vestida rojo de la portada en la cartelera del cine.

yo-antes-de-ti-portada-film.jpg

Fuente: Casa del Libro.

Efectivamente habían sacado la película de la novela y me hice con el libro, pero con el original, no con el libro que sacaron a raíz del film (no me fiaba de que la historia original hubiera sufrido modificaciones).

En resumen os diré que me lo leí en un día, el domingo 2 de octubre para ser exactos, aunque para ser fiel a la verdad me quedaron 20 páginas o así que lo terminé al día siguiente en la cola del paro (no os asustéis, creo que esa situación laboral va a ser cuestión de poco tiempo). Lo gracioso es que estando sentada, leyendo, se me escaparon unas lagrimillas. Yo enterré la cara en la tablet pero creo que la gente de mi alrededor quizá pensó que me afectaba mi situación de desempleo, jeje.

Los gracioso, nunca mejor dicho, es que al jueves siguiente que tuve que volver al INEM, y me pasó justo lo contrario: leyendo la segunda parte, el “Después de ti“, se me escapó una risa (las escenas con la familia y con el “círculo de avance” son la monda), así que creo que los que me rodeaban pensaron que estaba como una regadera.

Por cierto, el segundo libro, como ya me pilló entre semana, tardé una semana: de lunes a domingo, jeje.

Centrándome en los dos libros os puedo decir que son… geniales, simplemente me han encantado. Ni qué decir tiene que te atrapan desde el principio.

Son dos historias independientes pero que se solapan a la perfección. Historias muy… reales que le podrían pasar a cualquiera. Pero no me refiero al eje central de la primera novela, la situación de Will Traynor (el protagonista), que es una cuestión que puede ser más o menos probable que te toque de cerca (estadísticamente hablando), y que ojalá no le tocara nunca a nadie. Me refiero sobre todo al tema secundario, que se trata especialmente en el segundo libro, a la sensación o vivencia de algunos de los personajes como a Lou Clark, la protagonista y a su madre, en cuanto a: estar estancado en la vida, la necesidad o anhelo de que “te pasen cosas”, de querer cambiar pero no atreverte y quedarte quejándote en la zona de confort por miedo al qué pasará sí… dejando que la vida se escape como arena entre los dedos, sin más.

Me sentí muy identificada con una época reciente de mi vida y por eso decía al principio que estos libros han llegado a mí en el momento adecuado y, añado, me han dado una pequeña lección: hay que romper con la maldita zona de confort, que nos ata y no nos deja avanzar; hay que mover ficha, no quedarse parado, paralizado; tener objetivos-metas-sueños; dejar de buscar excusas para no asumir pequeños riesgos; hay que aprender que el miedo, cuando te acercas a él, se hace más pequeño hasta desaparecer y puede que detrás de esa sombra (repito sombra, nada más) hayan escondidas nuevas oportunidades inimaginables a priori; y debemos no pre-ocuparnos (ocuparnos antes de…) tanto de las cosas…  y, simplemente, vivir.

Finalmente, y si aún dudaba de las casualidades, mientras redactaba esta entrada he buscado en internet el nombre de la autora, Jojo Moyes, porque no lo recordaba. Me han empezado a aparecer tráilers de “Yo antes de ti” y he visto uno de los oficiales. Cuál ha sido mi gran sorpresa cuando he descubierto que Lou, la protagonista de la novela, está interpretada por Emilia Clarke, Daenerys en Juego de Tronos (ya sabéis que la serie ha sido uno de mis ejes este verano), y que el padre de Will, el otro protagonista, lo interpreta Charles Dance, Tywin Lannister en la misma serie  :O

Fuente: Ethan Alter.

Madre mía, si el libro me ha encantado… ¡ahora sí que no me pierdo la película! Sólo espero que no sea muy distinta de la novela…

Aquí os dejo un enlace al tráiler oficial y, sin duda, os recomiendo el par de libros 😉

Y hasta aquí mi reseña de “Yo antes de ti” y “Yo después de ti”.

Y vosotros, ¿habeís leído las novelas?, ¿cómo enfrentáis la cuestión limitante de la zona de confort?, ¿cuál es esa “cosita” que ahora mismo os “mueve”?

* Un dulce besito *

la violeta firma

 

Anuncios

6 thoughts on “Yo antes (y después) de ti, de Jojo Moyes

  1. Hola, Lorena.
    Me he identificado tanto con este post tuyo, durante este año también me he visto empujada fuera de la tan manida zona de confort. Con lo que supone la incertidumbre que te acecha y que te inmoviliza, pero que hay seguir hacia adelante confiando en una misma. Pensando que los cambios siempre son positivos y que lo mejor está por llegar, así que puedo entenderte a la perfección.
    Cada vez me gusta más el mundo blogger porque te da la oportunidad de conocer a otras personas con las que guardas gran afinidad.

    En cuanto alos libros no los conocía , tan solo había visto el trailer. Ya se lo que voy a pedir a los reyes este año, jajaja.
    Un beso grande. Cris

    Me gusta

    1. Hola Cris, en primer lugar gracias por tu comentario. En segundo, sí… a veces es tan difícil decidir… andar hacia un cambio, hacia algo desconocido… ni qué decir tiene si lo tienes que hacer bajo presión :s Pero también sé que si decides quedarte como estás, dentro de lo que conoces… luego tampoco te puedes estar todo el rato quejándote de que no te gusta esa situación. A veces “lo malo conocido” no es la mejor opción.
      En cuanto a la cuestión de conocer a gente a través del mundillo blogger (networking creo que lo llaman), tienes toda la razónr. Yo me he tirado casi un año y medio sólo publicando, sin interactuar con nadie y no fue nada enriquecedor. Desde que he empezado a “abrirme” al exterior, habéis (te incluyo) entrado gente súper interesante a mi vida, con la que tengo bastantes cosas en común y que me aportáis muchísimo 😉
      Finalmente, en relación a los libros… buen regalo de reyes, verás como te gustan. Un beso.

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola Lorena: me quedo con esto: “hay que aprender que el miedo, cuando te acercas a él, se hace más pequeño hasta desaparecer y puede que detrás de esa sombra (repito sombra, nada más) hayan escondidas nuevas oportunidades inimaginables a priori; y debemos no pre-ocuparnos (ocuparnos antes de…) tanto de las cosas… y, simplemente, vivir.” Yo creo que, en cierto modo, todos nos hemos quedado con esa parte del mensaje. Estoy de acuerdo también con Isa, en que la experiencia de un blog te aporta mucho, conoces a mucha gente formidable. Un beso a todas

    Me gusta

    1. Hola Laura, espero de corazón que ese párrafo os insufle valor a la hora de enfrentaros a la decisión de salir a la zona de confort. Hacerlo vale la pena 😉 Un beso

      Me gusta

  3. Hola, Lorena! Empecé a leer ayer el post, pero vi que tenía mucha miga y lo pospuse para poder asimilar bien todo lo que contabas y comentarlo con calma. No he leído ninguno de los dos libros, pero sé de qué van (y hasta cómo terminan). Me encanta leer sinopsis, críticas, resúmenes y demás. No me importa que me desvelen el final; es más, a veces prefiero saberlo para saber a qué atenerme y poder elegir si invertir mi tiempo en él o no.

    Lo que veo es que estos libros te han ayudado mucho, y eso es una gran suerte. Empezar un poco por casualidad con un libro y sentirte identificada o notar que te llega muy dentro de alguna manera no tiene precio. Es como algo mágico que debes aprovechar y sacarle provecho. Que no se quede en mera anécdota y realmente suponga un punto de inflexión en tu vida.

    La zona de confort no es siempre mala. Creo que lo importante es no estar demasiado tiempo en ella, pero a veces es necesario visitarla para reflexionar y ver las cosas con perspectiva. Eres una persona inquieta y ya verás cómo te va saliendo todo lo que te propongas. Aprovecha ahora para apostar por tus sueños que no tienes niños porque luego cuesta más tomar según qué decisiones ya que son más los implicados en sus posibles consecuencias.

    Como dicen Cris y Laura, el mundillo blogger es una sorpresa en muchos sentidos. Yo creo que deberíamos hacer algo las cuatro juntas jajaja. Un besazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s